lunes, 16 de abril de 2012

Ticiano: " El océano de la pintura "





          Palma el Joven, ayudante de Ticiano nos dejó una larga descripción de los hábitos de trabajo del maestro en los últimos años de su vida, cuando sus experimentos con la técnica del óleo le situaron muy por delante de la práctica de su tiempo. Ticiano sabía sacar partido de la versatilidad del óleo, había disfrutado notando la respuesta de una tela bien tensada a la presión del pincel, y había sabido explotar el ligamento de sus hilos para aprender en él los toques de luz, o dotar a sus barnices del grado justo de transparencia.



Palma habla de "... la gran masa de colores que servían, por decirlo así, de lecho o base para las composiciones que construiría después". Formaba esa base con trazos rápidos, y dice Palma que con cuatro de ellos "hacía surgir la promesa de una figura excepcional". Aquellos bocetos eran muy cotizados por los entendidos, pero el propio Ticiano los tenía de cara a la pared durante meses enteros. Cuando quería volver a aplicarles el pincel, "los examinaba con la mayor severidad, como si fueran sus enemigos mortales".



Luego, sorprendentemente si tenemos en cuenta que solía decir que el improvisador no puede hacer versos doctos ni bien compuestos, trabajaba el cuadro acá y allá, ora restregando con los dedos, ora empleándolos  para agregar un trazo oscuro en un rincón, o un toque de rojo vivo, "casi como una gota de sangre", que animara "un detalle de sutil refinamiento".  



En las últimas sesiones, dice su ayudante, pintaba más con los dedos que con los pinceles.



"Dánae recibiendo la lluvia de oro" . Museo del Prado.

1 comentario:

  1. Tiziano un gran maestro y Danae una gran pintura mitológica. felicidades por la entrada dedicada a esta "poesía".

    ResponderEliminar